ra



El Sr. Don Roque Rojas dijo en un estado de elevación e iluminación:


“Sr. Juárez en el nombre de mi padre dios, doy a usted el cargo sublime de guardián de la nación, las leyes que ha promulgado y promulgará harán cumplir la libertad de pensamiento del genero humano, a la cual yo he venido a cumplir”
El Lic. Juárez promulgo las leyes de reforma de nuestra nación por voluntad del Sr. Don Roque Rojas, y con ellas dio la libertad de cultos sociales, económicos y políticos, haciendo un gran esfuerzo sin sacrificar la libertad conquistada ya que se logro la separación dé la iglesia y el estado. Además el Sr. Rojas dijo en dicha ceremonia:
“ El respeto al derecho ajeno es lógica la paz “.

Y el Sr. Juárez la tomo como lema para que fuera conocido mundialmente, de este lema omitió la palabra lógica, y así se llevo a cabo, cumplida la misión , en lo material , moral y espiritual.
Así el Sr. Roque Rojas cumplió como salvador de la humanidad por medio de lo divino o espiritual, y el Lic. Benito Juárez por medio de lo material ya que los dos se unieron y se hicieron uno solo durante el tiempo que duro su poder ejecutivo del Lic. Juárez.

Al estar haciendo la ceremonia que fue por la tarde de ese día 30 de mayo de 1863, la Sra. Dña. Refugio González Vda. de Lopezcano, puso en el oratorio una jaula de un pájaro que ella apreciaba mucho y cuando el Sr. Rojas decía al Sr. Juárez la gran misión que estaba cumpliendo, y que estaba destinado para dar la liberación a la nación mexicana el ave comenzó sus trinos canoros, entonces el Sr. Rojas ordeno a Dña. Refugio González que abriera la puerta de la jaula a lo cual obedeció Doña Refugio y todos los presentes creían que el ave volaría y se iría, pero no fue así, salió y voló posándose sobre la mano derecha de Don Roque Rojas y ahí entono mas fuerte sus trinos canoros, una vez que termino voló y entro en su jaula.

El Sr. Rojas dijo: a todos los reunidos. El ave ha reconocido lo sublime de esta ceremonia y ha entonado sus trinos a nuestro dios en gloria y alabanza suya. En esta ceremonia Doña Benita de repente se paro automáticamente y canto algo muy bello convulsionando todo su cuerpo. Muy solemne fue esta ceremonia en que el Sr. Rojas dijo: Que aquel Sr. marcado, Don Benito Juárez, era escogido por dios para dejar a la humanidad un gran legado de emancipación y resurgimiento total y su nombre seria venerado y respetado a través de los siglos. Y así fue que a la ceremonia se le guarda un grato recuerdo en la nueva iglesia cristiana Elías.

Este dato a colación escribe la Srta. Trejo, fue sabido mucho después de los anteriores sin que ella tuviera conocimiento de el hasta la ultima vez que ella lo visito en la casa de la Sra. Dña. Isabel Vivieros el que fue también la ultima vez en que conversaron, pues la Srta. Dña. Fernanda Trejo, procuro memorizar, indagar y preguntar, al propio Sr. Rojas todo, lo que antes se tiene escrito y que ella verdaderamente cuidadosa y preocupada iba escribiendo.



Epílogo de estas memorias que yo Gregorio Baldomero escribí y en dicho epilogo se vera como fue la muerte del Señor Don Roque Rojas y lo que entonces paso a raíz de su muerte, como el desamparo en que murió y algunas cosas mas de la Dña. Damiana Oviedo.

En este ultimo capitulo que voy a narrar de estas mis memorias ,yo Gregorio Baldomero, siento que ya están contados mis días, pues en un sueño que tuve, he tenido una revelación en la cual oí una voz que me decía, anciano de dios, termina de escribir tus memorias, porque nuestro señor te va a llamar a su santo reino, y tu legado se como historia de oro, que solo tú, más amplio y especificado vas a dejar a la nueva iglesia, diciendo las cosas con toda las verdad y sinceridad, y por este motivo, voy a terminar estas memorias, escribiendo este ultimo capitulo.



Ya en las postrimerías de su vida, el muy santo y bondadoso Don Roque rojas, se vio solo y abandonado de todos nosotros sus discípulos; que como a todos los grandes hombres, no se les comprende su grandiosa obra, ni se les aquilata su valor; sino hasta después, así paso después también con el Señor Don Roque Rojas, pues a su autentica y verdadera obra eliasista, se le ha dado un sentido quizás muy distinta a lo grandioso y sublime de esta obra; pero perdonarle dios, quizá yo también soy culpable. Y si tal cosa soy, el señor me acoja y me dé de su misericordia infinita, acogiéndome a su merced y clemencia divina. Viéndose falto de recursos, y avanzado de edad padre Roquito, y no pudiendo ya por sus años trabajar, en ninguno de sus 22 oficios, su señora esposa Dña. Guadalupe Arias, y su hija Dña. Carolina Rojas, entraron a trabajar en una tienda de velería, recomendadas por la Señora Luz Escobar de Tello cuya velería se llama  el sagrado corazón de Jesús y cuyo propietario y dueño se llama Don Juan Manuel Garduño, siendo del trabajo de su esposa é hija, sostenidas sus necesidades, y manutención.

Vivía el Sr. Don Roque Rojas en las calles del niño perdido, en la casa de la Sra. Dña. Isabel Viveros de García, la cual era muy apegada y diferente con padre Roquito, cierto día, se presento a visitarlo por la tarde la Srta. Dña. Damiana Suarez, después que la Srta. Oviedo hubo saludado a padre Roquito, el mismo llamo a Dña. Isabel y le dijo:
ahora que ha venido la Srta. Oviedo, quiero hablar con ustedes, de un asunto importante.



Cuando estuvieron sentadas, le dijo: a Dña. Damiana que la Sra. Isabel a su muerte, de ella, tendría que ser la guardián del sello 6o. y que ella cuando él muriera, que ya no tardaba mucho, consagrará a la señora Isabel como sacerdotisa. ungiéndola para que más después, ella fuese sucesora. La Srta. Oviedo dijo que así haría las cosas, como él se lo pedía y ordenaba, cosa que nunca llegó hacer, dicha Señorita Oviedo, su profundísimo egoísmo, desobedeciendo en eso las ordenes del padre Roquito.



Cuando la señorita Doña. Damiana Oviedo Suárez, fue a visitar otra vez al Señor Rojas, yo Gregorio Baldomero Valdez, también fui a visitarlo presentándome ahí a dicha Señorita Damiana Oviedo, y todo lo que ahí sucedió en esa visita, fue mucho y demasiado interesante. Estábamos platicando. cuando de repente Dña. Damiana Oviedo cayó de rodillas al suelo en grandes convulsiones, dándole un telele, o un procedimiento telepático, para recibir la comunicación, que recibían determinados miembros del sacerdocio, de inspiración o trasmisión, para manifestar uno de los quince dones: El don de la palabra y la trasmisión de un alma, muerta del sepulcro, que despertaba del valle del himno y Dña. Damiana al estar en las grandes convulsiones, por el mencionado proceso telepático, y quedando en arrobación estática, dijo a la vez con voz gutural:  Soy el alma muerta donde duermen todas las almas del infierno o sepulcro, soy el alma penante de la somnolencia del Sheol, del dolor y sufrimiento de; Inzunsa que se desprende de la muerte y vaga pon los ámbitos de las almas muertas llamados  Modorra del tártaro , y pidiendo para que Dios me perdone, cuando suceda en los siglos el Juicio final y Armagedónico de la tierra. Soy Inzunsa el asesino del padre de esta mujer Damiana que esta arrodillada por influjo mío.

Dña. Damiana sudaba copiosamente y por sus mejillas rodaban grandes y gruesas lágrimas. !Tu eres el Elías prometido, y traes en tu mano la antorcha de la restitución, dile a dios que me perdone!. Padre Roquito acerco a Dña. Damiana, frente al altar Elías, que tenia improvisado, se puso su corbata estola, prendió una cera y rezo el despacho a las almas muertas del sepulcro, o valle del himno, y cuando hubo terminado la gutural voz dijo: !Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres que creen en Dios el altísimo, porque por Elías que está presente, he sido perdonado e Inzunsa el asesino que fue del padre de esta mujer Don José Oviedo. 

 

Dña. Damiana Oviedo. fue nuevamente llena de extrañas convulsiones, en el proceso o estado telepático en que se encontraba, y llena de extrañas convulsiones y sonidos inarticulados salieron de su garganta, mas paulatinamente se fue cambiando su estado nervioso, hasta que abrió muy grandes los ojos volviendo a quedar en su estado normal.

Después de un rato, cuando la Srta. Damiana Oviedo se hubo retirado, y despidiéndose de padre Roquito y de y de mi, entonces yo, ya muy intrigado por lo visto y oído dos veces, una con mi cuñado, el Difunto Don Jacinto Olvera, y esta otra de oír hablar al muerto apellidado Inzunsa, que había sido, el asesino del padre de Dña. Damiana Oviedo el difunto Don José Oviedo.

Le pregunte al Sr. Don Roque Rojas:  Padre Roquito, Ud. sabe que mucha gente me considera descreído. y quizá hasta impío, pero Ud. sabe muy bien que no son verídicas tales cosas como he pertenecido at partido liberal, por ese motivo, tal cosa me han creído, así es que Ud. Señor Rojas. Contésteme con toda franqueza lo que yo le pregunte, pues soy un hombre de muy alto criterio, y no veo las cosas tal como son , a lo cual me contesto Padre Roquito:  Así lo hare si son sus deseos, Señor Baldomero.

¿Dígame Padre Roquito: ¿ Por qué dos veces en forma tan extrañas han venido los muertos?. Es obligación Señor Baldomero y en todo tiempo, que cuando una penante alma llega a la nueva iglesia el ministro debe rezar su  despacho y pedir a Dios, por sus penas, las cuales quedan adormecidas en el valle de Himón.

Porque las almas de los muertos duermen el sueño de la muerte, y no existe la inmortalidad del alma, pues todas las almas desde Adán y Eva, hasta nuestros días, tendrán que despertar del infierno o sepulcro; para pasar unas a vida eterna y otras a muerte eterna.

Solo los Mesías y las corredentoras de las tres eras, son los únicos que resucitan en determinado tiempo, los unos por ser enviados, y Mesías de dios, y las otras por ser sus corredentoras de los tres tiempos. Moisés de Levi, el Mesías del. Judaísmo, y la Reina Esther da Asuero corredentora del Judaísmo, como yo, o por los grandes pecados que cometieron sobre la tierra, y entonces efectúa el sacerdote el ceremonial del despacho, y el alma vuelve otra vez al sueño de la muerte.

Padre Roquito: El infierno es realmente el lugar de condenación de penas eternas, como lo dice la Iglesia Católica Romana.
No Señor Baldomero, el infierno no es ningún lugar de condenación eterna, solo son lugares inferiores de la tierra, es el sepulcro donde van o entierran a los muertos, el Valle de Himón.
Existe el purgatorio que presenta la iglesia romana.
El purgatorio señor Baldomero, no existe, es: solo el pago de toda culpa y de todo pecado.
Existe Señor Rojas el Limbo, que dice la Iglesia Católica, a cuyo lugar van los niños que mueren sin bautizo, que hay de cierto en esto. Explíqueme usted ampliamente.

 

No existe tal Limbo, porque: el precio dado al pecado original, es solo la muerte, y todo el que nace de pecado muere porque es: Una sentencia, además el bautizo no borra ningún pecado, ni menos el original ni de origen, pues el bautizo es solo la iniciación para ser miembro de alguna religión; pero es la más grande mentira que borre el pecado original, tal cosa es inexacta.

 

¿ Qué es la confirmación Padre Roquito ?
La confirmación es rectificación de alguna cosa como asegurar alguna cosa hecha; pero eso pertenece al rito Romano. No tenemos ángeles de la guarda que siempre nos están cuidando como lo dice la Iglesia Romana. Los ángeles Señor Baldomero, son espíritus puros que no fácilmente vienen a la tierra de maldad y pecado y si un mortal que tuviera cuidado de su persona y de su vida por un ángel, nunca le pasaría ninguna desgracia, además, los ángeles como seres puros, no vienen fácilmente al pecado y la maldad de la tierra, este es un invento de los curas Romanos como ese hombre de Francia, que se pone el seudónimo de Allan Kardec, que le ha dado creer, que el espíritu de verdad, le ha entregado el tercer tiempo, con el nombre de espiritismo y hace creer que los muertos tienen espíritu. Esto Sr. Baldomero es una mentira soberana, porque el soplo que el hombre tiene de Dios, solo se llama alma. Y esta es mortal, durmiendo después de la muerte, en el Valle de Himón, infierno o sepulcro que es enteramente lo mismo, y este hombre que se llama León, los espíritus nefílicos o es decir: para mejor entender.

Los ángeles demoniacos, que tienen espíritu del diablo, le han hecho creer que son almas de los muertos, y la antigua doctrina pitónica, que viene desde la pitonisa de andor llamada buhel, la cual llamo a Saúl, sin el permiso de dios, de las almas muertas, a instancias y petición de Samuel, dios como ejemplo permitió que su alma despertara de entre las almas muertas, pero después de esto los espíritus nifilemes, del diablo, se posesionaron de Samuel y de la pitonisa, y los demonios, son: los espíritus chocarreros o guías y directores, de todos los médiums, que ha inventado el hombre de
Francia.

Por lo cual, doy un amplio conocimiento de que el eliasismo, tiene un sacerdocio sacramentalmente ungido con poderes Sacerdotales Y el espiritismo, es antirreligioso, y lo que se comunica con él es el espíritu de condenación o el diablo y son dos cosas diametralmente Opuestas en todo punto o sentido. Y Dios, me ordena que haga estas muy amplias aclaraciones, Para decirles a los médiums, no tienen facultades de sacerdocio sino facultades diabólicas. Y los dos únicos " despachos," que Ud. Ha presenciado y que las dos señoritas Oviedo y mena, han hablado en forma extraña, ha sido solo un ejemplo que dios me ha permitido que yo lo haga para la posterioridad vea Que solo Elías tuvo la concesión de despertar a las almas muertas de la modorra del tártaro.

Para que en el juicio final de la tierra, sean salvos a la vida de la gracia, estos dos únicos casos tan excepcionales son como lo he dicho, un solo ejemplo que Ud. A sido testigo de él, las señoritas mena y Oviedo han servido para hacer los despachos de las almas muertas, porque ellas como sacerdotisas, han rezado y hecho las ceremonias de estos despachos, para los difuntos de sus familiares han solicitado se les hagan estor rezos y ceremonias;

Y muy ampliamente, le explico a ud. Este asunto, para que no vaya a cometer la aberración, e infringir a la ley de dios de querer hacer lo que yo como ejemplo y como mesías y como enviado predilecto de dios. Me permitió y me ordeno, diese esta demostración, para comprobar Claramente que soy el Elías prometido para esta tercera era.

Y que siempre estaré a la cabeza de esta iglesia, que se llamara ahora y para todos los tiempos:
Iglesia mexicana patriarcal Elías
La mujer hermosa vestida del sol,
La nueva Sion de la tercera era.


 

 

Los eliasistas del tercer tiempo que llevan rango de ser patriarcalistas para todos los tiempos, en esta bendita y sagrada nacion que es la perla mexicana.
Y Quien se aparte de mis ordenes que no son mas que las ordenes divinas, en su nombre de dios cuyo nombre sagrado es
en la tercera era: "El Altísimo" Se aparta de la promesa del eliasismo, que todo restituye y Regenera.

Antes de decir como fue la muerte del sr.don Roque rojas, voy a decir algunas cosas más que son de trascendental importancia, e interés.
Cuando el Sr. don Roque rojas, el 22 de mayo de 1870, consagro a la Srita. Dña. Fernanda Trejo, le dio la representación en el sacerdocio, de la Sra. Dña. Guadalupe arias de rojas, le dijo:
Que como jefa que era de las sacerdotisas, pues ya había muerto la primitiva Carmelonga, que fue la Sra. Dña. Rosa Trejo, a ella la Srita. Fernanda Trejo, ella seria, la que recibiría la representación al morir la Sra. arias, solo ella podría ocupar el cargo de jefa de las sacerdotisas.

También cosas que no se llevaron a cabo.

Pues el propio señor don Roque rojas, se lo dijo, por varias y repetidas veces, a la Sra. Arias, y esta nunca lo cumplió.
Pero en la visita que ella hizo a la Srita. Trejo, en donde estuvieron presentes las Sritas. Canseco y Cardoso, se lo recordaron a la Sra. Arias, y ésta muy disgustada, lo desconoció habiéndose suscitado una tan acalorada discusión donde la Sra. ''Dña. Rosa Cardoso dijo:

Que siendo ya ella la que seguía como: jefa de las sacerdotisas, en el lugar de Dña. Fernanda Trejo, debía decirle la Sra. Arias a Dña. Gertrudis Rangel, que debía de entregar el sello 7o. A la Srita. Trejo, y no la Srita. Trejo dar el arca a dicha Sra.

En conclusión de esa enojosa contestación o platica, Dña. Rosa Y Dña. Elvira, insistieron que Dña. Fernanda con lo que padre Roquito le había dicho, cuando vivía, fuese jefa de ministerio, habiéndola llamado como tal, desde entonces, y desconociendo en todo tiempo la actuación de la Sra. Arias.

 

   

Como el sello séptimo desgraciadamente, quedo dividido por los egoísmos humanos, yo Gregorio Baldomero fabrique uno al cual le hicimos grandes ceremonias, siendo yo nombrado patriarca de la iglesia eliasista y abanderado del altísimo, c osa que más tarde, cuando las supo la Sra. Arias no quiso ser menos y consagro con otras ceremonias una arca que exaltó al sello 7o. Y habiendo puesto como abanderado del altísimo, a un Señor llamado don Agustín Mac nauth, y sabiendo que yo me había constituido y consagrado en jefe patriarca de la séptima iglesia de Elías o sello séptimo, díjole en cierta ocasión a Dña. Macaria Abadiano de Arismendi: El licenciado Baldomero no saldrá con la suya, si él es: patriarca y jefe de la iglesia, Delfinito será príncipe de la iglesia y como tal consagró a su nieto hijo de Dña. Carolina rojas, al joven don Delfino arias rojas, y hago saber a los que lean estas mis memorias, que cuando yo conocí el oratorio de Moisés, en el ultimo culto que hubo, y en la casa de Dña. Macaria Abadiano de Arismendi, fui nombrado por todos y aún por el mismo Señor Rojas,  jefe del sacerdocio de la iglesia Elías " y he dicho que en ese lugar existieron los conclaves ecuménicos Presididos por padre Roquito y por los jefes de la nueva iglesia Presidió los el primer Concilios gran hijo Y algunas veces Representante del Sr. Don Roque Rojas sobre toda la tierra el señor don Joaquín Abadiano Mendiola, habiendo estado también en alguno de estos cónclaves don Mario Marín y don Francisco Oyoqui, tratándose de todos los asuntos y Orden de las siete iglesias.

Cuando el señor don Roque rojas vivía ya en las calles del niño perdido en la casa de Dña. Esabel Viveros de García, en una ocasión, ante la presencia de Dña. Guadalupe arias, Dña. Damiana Oviedo y Dña. Francisca Ortega, estando desorganizada toda la iglesia, el señor rojas, me nombro con la anuencia de estas personas, jefe de la nueva iglesia, habiéndose levantado un escrito de este acto, estando disgustada la Sra. Arias por la presencia de la Srita. Oviedo, con quien estaba contrariada desde años atrás, siendo dicha contrariedad en el oratorio de Moisés, casa de la Sra. Macaria.

Este documento quedo en poder de la Sra. Arias, pues padre Roquito le recomendó que lo guardase y lo hiciese cumplir después de que el faltase, habiéndome rogado mucho, que organizase a toda la iglesia, y que estuviera siempre bajo las ordenes y mandato de su representante que dejaba sobre la tierra el señor don Joaquín Abadiano Mendiola, el cual quedaba con toda la representación y rango de él, como el primer gran hijo del sol, para todo el pueblo eliasista de las siete iglesias, que ostentan como escudo siete sellos.

Después de su muerte, al decirle a la Sra. Arias, que me presentara a los otros dirigentes de los demás sellos para unirlos y dirigirlos, muy indignada quemo en mi presencia este documento, habiendo también desconocido al primer gran hijo del sol señor don Joaquín Abadiano Mendiola y a tal extremo llego su ira que le arrebato del cuello la corbata estola al señor Abadiano, diciendo que solo ella como esposa del Sr. Rojas, debía y tenía la autorización para dirigir y gobernar la iglesia, y que a nadie más que a ella, que había sido su esposa, le tocaba
Dirigir y gobernar. Yo muy disgustado y mortificado, no quise discutir mas, me despedí de ella y me aleje de su presencia completamente decepcionado de su orgullo e incongruencia. Fui a ver a la Srita. Dña. Damiana Oviedo, y le comunique las cosas tal y como habían sucedido, a lo que ella dijo: Si la señora Dña. Guadalupe Arias es así, no lo tome Ud. En cuenta, ella no es padre Roquito, y nada vale Sr. Licenciado. ¿Pero no deberíamos unirnos todos, con el señor don Joaquín Abadiano Mendiola, como jefe de la iglesia que es y el primer Hijo del sol Srita. Oviedo?

No señor Baldomero, no voy a estar con la señora Arias....ni ahora, ni nunca, ni que el señor Abadiano me lo mande, se murió padre Roquito y no recibo ordenes de nadie, a mas señor licenciado, el sello sexto es el privilegiado y escogido donde mi padre Viene a repercutiar su palabra (Error gramatical de la Srita. Damiana Oviedo)

Por lo tanto, no no estaré a las ordenes de nadie, como lo dije, padre Roquito murió, v el sexto sello, no tiene que obedecer ni acatar órdenes de nadie, Porque es el escogido y agraciado entre los siete donde mi padre se está derramando de lleno y yo soy su Pedestal jilguerillo o ruiseñor, porque soy yo, únicamente su blanca paloma su niña escogida, y Dios, y padre Jesusito, se comunican conmigo al igual que el padrecito " Elías o Roquito , v vienen a mí de la escala de perfección a la de Jacob, porque soy la escogida en la basílica del espíritu santo.

Ante lo testarudo, pertinaz y petulante y engreído de la Srita. Daniana Oviedo Suarez, opte por despedirme y no tratar mas ya con ella nada de este asunto, y plenamente desilusionado de las actuaciones de las orgullosas y vanidosas señora arias, y Srita. Oviedo, se lo comunique al jefe supremo de la iglesia, el primer gran hijo del sol, Sr. Don Joaquín Abadiano Mendiola, y él me dijo:

Que solo me concretara al sello séptimo y a su oratorio en las calles de mina no. 18, como lo hice y la iglesia mexicana patriarcal Elías, solo se organizo de la siguiente manera: El oratorio central o sello supremo del Dios vivo, en la calle de las golosas de la ciudad de México, donde estaban los poderes supremos, de la doctrina eliasista, con su arca del gran hijo del sol, y como jefe máximo el muy venerable señor don Joaquín Abadiano Mendiola.

Y El sello segundo, unido con el oratorio de la dolorosa, en la calle de recabado a cargo del primer rabino Señor don Porfirio Santillán, En Apizaco Tlaxcala, la iglesia del sello quinto, o quinta iglesia, en poder del primer profeta Señor don Íñigo Blas Martínez Primo del señor don Lucas Martínez, y el oratorio de Moisés, en Tula hidalgo, en poder de el Señor don Severiano Trejo y Dña. Tecla Abadiano de Trejo, Y yo Gregorio Baldomero Valadez, primer patriarca del sello séptimo.

Y en esta forma, se organizo la iglesia madre heredera y autentica poseedora, del mensaje del Eliasismo Patriarcalista, Autentica y original de la verdadera y genuina religión Del Sr. Don Roque Rojas.
 

Te invitamos a que nos escribas a nuestro correo electrónico
contacto@espiritualistasbicentenario.com